MOMENTOS PARA LA REFLEXIÓN


¡UN MES DE CONFINAMIENTO! AUTOMOTIVACIÓN COMO RECURSO PARA LA SUPERVIVENCIA

Triatlón Terres de l'Ebre

Más pasan los días, reconozco que es más difícil mantener una actitud positiva durante toda la jornada. El buen humor se va diluyendo y con el las energías de aprovechar al máximo las horas del día. Soy consecuente y sincera conmigo misma, confieso que en algunos momentos una ligera apatía se apodera de mí, y aun así, me digo que es normal y que no pasa nada por estar unas horas vagando sin hacer nada, eso si, siempre que se reduzca a unas horas puntuales de algunos de estos días de confinamiento obligado.
 

En esos momentos de ociosidad, un impulso natural se activa dentro de mí para actuar frente a una situación que,  tras un mes de cambio radical en el estilo de vida que llevaba antes del confinamiento, mi instinto hace saltar la luz roja de que algo no empieza a ir bien. Así pues, mi instinto activa una de las habilidades que mejor se me dan y que influye directamente en mi estado de ánimo: la automotivación. 

Automotivarse es darse a uno mismo las razones y el entusiasmo con el que provocar una acción o un determinado comportamiento. Esta habilidad proporciona una fuerza interna que provoca un impulso constante hacia adelante, obteniendo así la energía vital que necesitamos para realizar esfuerzos extraordinarios y lograr cualquier objetivo que nos propongamos.

Conectar con el  sentido de por qué hacemos lo que estamos haciendo es muy efectivo a la hora de mantenernos motivados. Hace falta tener muy claras nuestras metas si queremos sobrevivir a los estímulos externos negativos. Cada uno de nosotros somos la pieza clave para fomentar nuestros niveles de automotivación. Así que yo me repito, una y otra vez, lo afortunada que soy por tener salud, un techo donde cobijarme, un plato que llevarme a la boca, una familia que se preocupa por mi y me quiere, y amigos verdaderos que cuando los necesito no dudan en acudir a mí.

Ultra Tri Spain 2019

A todo esto, reflexiono y me pregunto: ¿volverá todo a ser como antes?, ¿volverá la normalidad?, ¿o quizás, cuando paulatinamente regresemos a la libertad de movimientos, nos olvidaremos de todo?, ¿seremos capaces de grabar en nuestra mente estos días vividos para no olvidar a tantos seres humanos que han sufrido esta pandemia?, ¿o nos convertiremos en devoradores de todo lo que se ponga por delante, material o inmaterial por el simple hecho de haber estado encerrados?:¿Honestamente?, ¡no lo sé!.

Vuelvo a meditar al respecto y a preguntarme de nuevo: ¿cómo esbozar una sonrisa a pesar de las malas noticias que nos invaden cada día?, ¿cómo animar a nuestros mayores que ven como su generación esta siendo vapuleada por esta pandemia?, ¿cómo apoyar a los amigos que están padeciendo la enfermedad o tienen familiares padeciéndola? y seguiría.....así pues, sinceramente con este panorama lo que menos me preocupa es cuando podré volver a entrenar de regularmente, o competir y en absoluto me planteo ningún reto deportivo en 2020 y ya veremos en 2021, sinceramente; en estos momentos todo ello pasa a un segundo, tercero o cuarto plano y no es ninguna prioridad, al menos para mí, ya que hay muchas cosas mas importantes como que es la vuelta a la normalidad.

Pero es obvio que la vida sigue adelante y la realidad nos obliga, querámoslo o no, a no tirar la toalla a pesar de todas las dificultades que nos encontremos en el camino. Por ello alimento el día a día con mis recuerdos y en mi mente retomo la memoria histórica de mi vida. Viajo a través del tiempo al pasado, al lejano y al más reciente, a mis competiciones, mis experiencias deportivas, mi vida personal y a los recuerdos de mi familia que, ahora más que nunca, la siento muy cercana a mí, aunque me separen de ellos más de mil kilómetros.

Ultra Tri Spain 2019

Sin ir más lejos, busco en el baúl de los recuerdos deportivos más recientes una de las experiencias inolvidables que me han dejado una huella muy profunda, más allá de la propia prueba deportiva y de la dureza de la misma, sino por la experiencia humana que represento en todos los ámbitos: organizativo, logístico; de trabajo en equipo y humano. Este próximo mes de mayo, a finales, hará un año que estuve en Motril, una ciudad que me enamoro, y que acudí para disputar un ultraman; en concreto el Ultra Tri-Spain 2019. 

Recuerdo la gran cantidad de miedos y dudas que pase los dos meses previos a la competición. Sabía que no iba en mi mejor estado de forma debido a la lesión que tenía, aún a día de hoy sigo arrastrando, tenía miedo a la prueba por mi falta de experiencia en un triatlón de ultra-resistencia que se disputa en varios días y tenía pánico a no poder cruzar la linea de meta el último día y con ello defraudar a todas las personas que confiaban en mi. Pero tenía un equipo en el que confiaba ciegamente y fue esa confianza la que alimentaba cada día mi mente, me motivaba a seguir adelante y a mantener una actitud positiva que me permitiera finalizar la prueba.

Recordar los momentos vividos en Motril me motiva cada día,  me reafirma en mis convicciones de que la unión hace la fuerza y que una competición como el ultraman, sin mi equipo, no hubiera sido capaz de terminarla. Unidos éramos un conjunto más poderoso y el Ultra Tri-Spain me enseñó con ejemplos reales el significado de: trabajo en equipo, colaboración,  altruismo, dedicación a los demás, amor, cariño y paciencia. A pesar de los inconvenientes y el cansancio que cada día se iba acumulando, ellos estaban allí, mi equipo nunca desfalleció, siempre me animó a seguir adelante, nunca me quitó una sonrisa o un abrazo….ellos estaban allí por mí. <<¿Un lujo, verdad!>> <<¿un auténtico privilegio!>> y un  ¡absoluto honor!

Imagen del Ultra Tri Spain 2019
Así que ahora, en estos difíciles momentos, quiero deciros que no estamos solo. Tenemos auténticos ángeles que cuidan de nosotros cada día: médicos, enfermeras, personal sanitario, farmacéuticas/os, transportistas, personal de los supermercados, policías, militares, voluntarios y un largo etcétera. Todos ellos forman autentico equipo que luchan para que todos nosotros retomemos nuestras vidas. Ellas y ellos individualmente y en conjunto, como el mayor equipo de la historia,  lograran lo que otros son incapaces.

Por último, no pierdas la esperanza, nada es eterno. Aquí te dejo algunos  consejos para encarar esta recta final si no los has puesto antes en practica:

1. Créate una rutina con horarios. Hora de despertarse, hora de desayunar, hora de trabajar on line, o de leer, hora de comer, hora de divagar…..aunque no estemos en aislados como si de un centro penitenciario se tratara, tener una rutina y intentar atenerse a ella ayuda mucho

2. No pienses mucho más allá de superar día a día. No aconsejo planificar muchos días por delante….créate una rutina que encaje contigo y repítela cada día. Verás como los días pasarán y el momento de nuestra libertad se hará realidad.

3. Busca ayuda si necesitas hablar con alguien. Si necesitas hablar con una persona, si te sientes solo, o esta situación te supera, no tengas ningún tipo de reserva en pedir ayuda. Un familiar o un amigo siempre estarán dispuestos a ayudarte. Yo, con mi humilde experiencia y oratoria italiana me pongo a vuestro servicio si lo necesitaseis.  A veces, tan solo una sonrisa y unas risas, pueden aliviar el día.

Estoy convencida que juntos, haciendo piña y ayudándonos entre nosotros, aportando cada uno lo que  podamos, saldremos más fuertes que nunca.  El deporte enseña a no rendirse a la primera dificultad, a seguir luchando hasta el final. Ahora puedo pensar que el sueño de toda la humanidad es volver a ser libre y con tener salud. Así que, juntemos las energías, pensemos todo lo mismo, trabajemos todo para ganar a este virus y lo conseguiremos. 

Dream it, Believe it,  Achieve it!


¡ESTO VA PARA LARGO!

Ya 19 días de confinamiento y esto va para largo. Sensaciones: me sorprendo a mi misma, ya que, siendo como soy una persona muy activa e inquieta que necesita de sus horas al día de actividad física al aire libre, lo estoy llevando muy bien, como si me enfrentase a un nuevo reto personal del cual solo se puede salir victoriosa. 

Por fin, tengo tiempo para estudiar y leer (otra de mis grandes pasiones). Tengo tiempo para reflexionar y para valorar todo lo que me rodea y que merece la pena dedicarle mucho más tiempo del que le dedicaba. ¿No os ocurre lo mismo? Familia, pareja, amigos y pequeños detalles que pasamos por alto y los tenemos en casa, en nuestro hogar, escondidos en cajones o armarios como por ejemplo: los recuerdos. En mi caso, he desempolvado fotos antiguas que son una auténtica joya, cuadernos de entrenamiento que son auténticos tesoros de puño y letra cuando no existían los ordenadores, ni las tabletas digitales, dorsales de todos los tipos y colores, diplomas que me retornan a la memoria carreras que no recordaba, publicaciones en la prensa de mi país y objetos personales de mi adolescencia, de mi paso por la escuela superior y la facultad, de mis viajes, de mi familia y de mi carrera deportiva. Recuerdos que no tenía consciencia de tenerlos conmigo y me han transportado a momentos y experiencias vividas que ahora, en este momento que estamos viviendo, valoro más que nunca y me hacen sentir la mujer más afortunada del mundo.

Quizás sea la madurez, junto con la experiencia adquirida durante todos los años de mi existencia, que me ayuda a comprender mejor todo lo que está ocurriendo y, a afrontar de cara las situaciones difíciles, dejando de lado las lamentaciones, lo que pudo ser si hubiéramos actuado de una o de otra manera. Y de las situaciones difíciles he aprendido de la vida a tener siempre un plan B, C incluso D.....y tener siempre una actitud positiva para vivir de la mejor manera posible las situaciones difíciles que la vida nos plantea.

QUÉDATE EN CASA: RECOGIMIENTO OBLIGADO

En estos días de recogimiento obligado, es inevitable reflexionar. Y yo lo hago irremediablemente sobre el estilo de vida y las costumbres en las cuales, esta sociedad, estábamos inmersos, en general, todos. Es increíble ver cómo se ha podido parar el mundo entero y confinar a tantas y tantas personas en sus casas. En muchas ocasiones me pregunto porque corremos de una lado a otro y la respuesta es siempre la misma: no hay otra opción, vivimos a un ritmo frenético que nos lleva a correr de aquí para allá, y corremos tanto que no nos damos cuenta de que nos estamos olvidando de nosotros mismos, de los pequeños detalles que la vida pone a nuestro alrededor, de lo que realmente sentimos y necesitamos, y de que no merece la pena vivir fatigados, estresados, en definitiva agotados.

Desde ya hace tiempo, he creído que estábamos siguiendo un camino equivocado. Solo relaciones virtuales, solo redes sociales, solo contaminación, solo estrés, mucho estrés y lo que es peor, en la era de la comunicación y la información, nos hemos vuelto mucho más egocéntricos y menos comunicativos de lo que éramos antes. Dependemos de las redes sociales para tener muchos amigos, mantener conversaciones a todas horas a través de una chat o mostrar lo guapos y fuertes que somos.
En estos días de confinamiento tengo la extraña sensación de que regresamos, en parte, a la auténtica cohabitación entre seres humanos, a los orígenes de un estilo de vida que habíamos relegado en el olvido y que se basaba en la convivencia y las relaciones personales. Es tiempo de estar en casa, obligados, pero de estar en casa junto a nuestros seres queridos. Es tiempo para escuchar, es tiempo para conversar en familia, es tiempo para saborear el "dolce far niente" (dulce hacer nada). 

Pensémoslo: ¿Tan horrible era quedarse en casa? ¿Seremos capaces, cuando todo retome la normalidad, de mantener esta convivencia? ¿O saldremos todos despavoridos para sumergirnos en el  más puro estilo de vida egocentrista y consumista sin control con la excusa de salir del confinamiento? Sin ninguna duda esta por ver como reaccionaremos. Esta crisis, dejará una estela que será un excelente campo de estudio para los profesionales del comportamiento humano: psicólogos, antropólogos, pedagogos, psiquiatras y otros profesionales de la analítica del comportamiento humano, podrán poner a prueba sus conocimientos y realizar los pertinentes estudios para el bien de la humanidad.  


SI LA VIDA TE DA UN LIMÓN, HAZTE UNA LIMONADA

No quiero obviar en este post que, a pesar de las cosas positivas que podemos extraer a esta situación, el confinamiento y como consecuencia el freno de la actividad económica y la privación de libertad de las personas, no es beneficiosa para nadie y mucho menos para la economía y el estado del bienestar. Todos saldremos perjudicados y algunas personas lo pasaran muy mal, pero estoy convencida que con la solidaridad de todos saldremos adelante. Pero quiero dejar constancia que ante esta situación, no nos queda otro remedio, por desgracia, que quedarnos en casa si queremos salir de esta, y todos tenemos la capacidad de sacarle la parte positiva a una situación que no podemos cambiar. 

Hoy, y en estos días más que nunca, es el momento de aplicar una de esas famosas frases que aparecen en algunos de los manuales (libros) de autoayuda: "si la vida te da un limón, hazte una limonada"Una frase que nos invita de una manera muy descriptiva y fácil de entender, la importancia que tiene nuestra actitud ante los contratiempos, las dificultades y los problemas. Ninguno de nosotros estamos libres de ellos pues forman intrínsecamente parte de la vida y del vivir, pero si bien esto es algo que todos compartimos, la actitud con la que los abordamos es distinta. Hay personas que siempre buscan el lado positivo a todo, mientras que otras se quedan paralizadas ante el problema. Son dos actitudes que entre ellas hay un mundo de diferencia, al menos en lo que respecta al planteamiento y disfrute de la vida. 

Que de esta situación salgamos con la lección aprendida es mi mayor esperanza. Que apreciemos el "slow life" impuesto por necesidad y obligación y que de el saquemos su parte positiva. Me siento agradecida por esta oportunidad. Me siento agradecida por la familia que tengo, me siento agradecida por la salud de todos mis seres queridos. Me siento agradecida por compartir esta experiencia con la mejor persona que podría tener a mi lado. Nuestro vínculo se está haciendo aún más fuerte (si eso es posible). Es un privilegio ralentizar nuestras vidas y sentirse afortunados. En una época donde todo es "fast"....el comer, el progresar, el competir, el compararse...todos quieren todos y lo quieren ya....ahora hay que ser pacientes, hay que esperar, hay que respetar unos tiempos largos....no hay otra forma de superar esto y que de esta saldremos todos con la lección aprendida es otra de mi mayor esperanza. Que apreciemos el "slow life" impuesto por necesidad y obligación y que sepamos, además de sacarle su parte positiva, implantarlo en nuestras vidas. 

"Slow, opposto de fast". Ahora los día transcurren "slow", la vida se desacelera y las acciones que antes se hacíamos con la máxima de las premuras, ahora se pueden alargar todo el día.....ahora tenemos tiempo para llamar a familiares lejanos. Hay tiempo para escribir, leer, pintar, dibujar, perderse mirando el mar o el cielo....divagar.....sin comerlo ni beberlo nos hemos visto obligados a reinventar nuestra rutina diaria. Tiempo para cocinar, para dedicarse a cuidar nuestras plantas o nuestros jardines, darle más mimos a nuestras mascotas, a nuestros mayores o nuestros hijos o nietos. No perder este oportunidad. Luego será tarde, ¡ahora es el momento!

Vives slow, comes slow, duerme slow.....todo tu cuerpo recibirá beneficios de esta vida slow.... tus ojeras se irán, tu aparato digestivo también. Tus nervios pasaran a un segundo plano, tu cabeza dejará de estar ocupada 24 horas al día. Date un respiro. Déjate ir. Aprovecha este momento. No te quejes o lamentes porque no lograrás cambiar la situación. 

¿APRENDEREMOS LA LECCIÓN?

La vida es un camino hacia lo desconocido. Aprende y asimila. Sonríe y lucha por tus sueños. Todo pasara pero algo quedará entre nosotros.  ¿Más madurez? ¿Más consciencia de lo mal que estábamos y de como estamos destruyendo nuestro planeta? ¿Más consciencia de que la salud es lo único que de verdad cuenta? ¿Más solidaridad? ¿Más altruismo? 

Me gusta pensar en que volveremos a ser libres nuevamente, muy pronto espero. Pero cambiados. Más humanos quizás.... Con más aprecio hacia a la vida y sus pequeños detalles, a la naturaleza con su flora, su fauna, sus ríos, sus montañas, sus glaciares, sus polos norte y sur, sus mares y océanos,  con mas aprecio a nuestros derechos  que eran intocables: como la libertad de movimiento, de expresión, de salir a la calle....de tomar un café, de pararse a mirar el mar, de respirar aire puro.... para salir a rodar en bicicleta o correr en la playa....

Apreciar tener un techo sobre la cabeza, apreciar tener alimentos en la nevera, apreciar tener agua caliente en abrir el grifo, apreciar vivir en una sociedad donde hay sanidad pública, apreciar ser vivo y tener seres queridos a nuestro lado......porque, en la vida, mirar a nuestro alrededor y ser agradecido es un buen punto de partida! Todo esto pasará y tengo la esperanza que todos, con la lección bien aprendida, seguiremos soñando en un mundo mejor y a lucharemos para hacer realidad esos sueños que jamás deberíamos dar por imposibles.

Con mis mayores deseos de que todo este mal sueño termine lo antes posible os mando mis ánimos, energía y fuerza para volver a reencontrarnos muy pronto!

¡Juntos lo lograremos!

I Love Humanity!!

LA REFLEXIÓN. ¡ACUMULAR KILÓMETROSBUUUUUFFFF...! 


Hoy toca levantarse temprano para correr poco una media maratón y seguir así acumulando kilómetros.

Una vez más, toca levantarse muy temprano, será un día largo pienso, necesito de inmediato algo que me motive, que justifique el madrugón que me voy a dar. En pocos segundos lo encuentro, pienso en el ambiente que voy a encontrar en los minutos previos a la salida y probablemente alguna cara conocida con la compartir impresiones. Si. Definitivamente me motiva pensar que somos muchos que compartimos los mismos temores y dudas, pero sobre todo la misma pasión.  En esta ocasión me desplazo, en tren, el de la seis de la mañana, culpable en parte de despertarme a tan intempestiva hora. Durante el trayecto reflexiono sobre el porque de tanto sacrificio para correr y cruzar una meta, aunque si debo ser sincera conmigo misma, son reflexiones influenciadas por diversos factores como madrugar pronto y molestias en to....Calentaremos juntos y luego cada uno correrá su carrera, cada uno gestionará sus energías, cada uno disfrutará de su pasos y de sus respiraciones. Lo importante será volver a encontrarse en la meta y compartir sensaciones, emociones y cansancio. Todo sabe mejor, cuando se comparte!

Justo en un mes estaremos corriendo la maratón también en Barcelona, en dos meses ya empezamos la temporada de triatlones, en tres meses estaré inmersa en Half Challenge de Salou....en fin, antes de darme cuenta estaremos compitiendo en el Ironman de Klagenfort (Austria).!!!

Lo mío no es el correr, lo mío no es ir rápida, lo mío, donde me siento que todavía no he llegado a mi limite es en el sufrimiento mental y físico......así que mañana no podré hacer una gran prueba pero estoy segura que disfrutare de una matinal única con mis compañeros de entrenammiento y de un día en la ciudad que me tiene loca! A por la media de Barcelona......!!!

Por último y como avance extradeportivo de la jornada: feliz San Valentín a a todos.....un día para el amor y el deporte....!!!

 LA REFLEXIÓN. ¡CONCENTRACIÓN Y TRABAJO DURO!

Concentración y trabajo duro, tengo que centrarme en los entrenamientos y nada más, necesitaré todas mis fuerzas físicas y mentales por conseguir el resultado que me he propuesto y se que, si mi salud me acompañara, podré conseguirlo.  Esta es la vida que siempre he soñado y esta es la vida que me he creado y que quiero seguir viviendo unos cuantos años más de este mi sueño.  

La felicidad es cuestión de actitud y Toni me enseñó a ser feliz día a día hace años y es lo que hago. Creo de verdad que cada uno de nosotros tendría que pararse en algún momento de su vida y preguntarse si está viviendo la vida que le hace feliz.

No esperar a que ocurra algo, una enfermedad, una desgracia, para apreciar lo que tenemos, o para crear un cambio en su propia vida. Vivir vivir y ser feliz. 

Hace años cuando tome decisiones de cambio en mi vida muchos fueron lo que, para no variar, criticaban y juzgaban mis decisiones pero ahora, las mismas personas, me ven feliz y empiezan a plantearse que quizás son ellos que se han visto inmersos en demasiados compromisos y ahora no se sienten felices.

A lo largo de los años se aprenden muchas cosas y en particular a no desperdiciar el tiempo, que, al fin y acabo, es lo más preciado que tenemos! El tiempo pasa y no vuelve, las oportunidades pasan y, si  no las coges, ya no volverán a ti.

Yo he vivido ya muchas vidas en una: mi vida italiana, mi vida americana, mi vida como triathleta, mi vida de ultrarunners, y ahora tengo una segunda oportunidad de regresar de nuevo  a mi verdadera pasión, el triathlon, en mi vida española.

No la dejare perder, no la dejare escapar. Después de 18 años volveré al mundial en HAWAII, volvere a Kona y, esta vez, será disfrutando de cada instante, consciente que es una nueva oportunidad como pocas te da la vida;  volver al mundial después de casi 20 años. Una vida con mil traslados y siempre allí, fijo en mi vida , el deporte ha estado al centro de mis pasiones.

No será fácil, comportará muchos sacrificios y muchos días de cansancio pero, en el final, valdrá la pena pasar por todo y tener otra vez el honor de pisar el suelo de los mejores del mundo.

Como reflexión de un domingo por la tarde es recargar energía para empezar una semana con energía y fuerza! En una semana la media de Barcelona, que será un primer test de mi estado de forma física! Y, semana tras semana, id sumando los km necesarios para mi preparación a este grande reto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario