Si no tienes plan de entreno yo te preparo uno

Dicen que es importante tener un plan de vida. Saber qué queremos para poder conseguirlo. Pero, ¿qué es realmente tener un plan y cómo puede afectar a nuestro modo de afrontar la vida?

A veces interpretamos las palabras demasiado estrictamente y en este  caso, tener un plan puede leerse como algo más complejo de lo que realmente puede ser. En mi opinión, tener un plan no debe significar tener trazado el camino exacto por el que quieres dirigir tus pasos sino que más bien, tiene que ver con saber en qué dirección debemos tomar ese camino que poco a poco irás recorriendo con tus acciones; y por supuesto, en el contexto en el que yo desarrollo me actividad profesional, me refiero a un plan deportivo con el objetivo de conseguir el reto que te hayas marcado y como consecuencia hacer realidad tu sueño.

Hay quien deportivamente hablando prefiere no tener ningún plan concreto y si, disfrutar de la actividad física y el deporte en toda su dimensión y sin sufrir más allá de lo necesario. También hay quien piensan que tener un plan puede ser perjudicial, pues al marcarnos unas expectativas concretas, estamos definiendo demasiado nuestra vida, ciñéndole a un objetivo único que si no somos capaces de conseguir, nos provocará frustraciones e impedirá disfrutar de una vida plena.

Sin embargo, si tu objetivo es muy claro, llevas soñando con él prácticamente toda la vida. Y lo que es más importante, si por cualquier eventualidad no consigues alcanzar la meta que te has marcado, ¿qué vendría después?, ¿dejarse llevar hasta el final? Si suponemos que efectivamente, tener un plan significa tener unas aspiraciones y objetivos concretos a los que llegar y por los que trabajar cada día, también suponemos que existe la posibilidad no solo de no conseguirlo y vivir frustrados, sino que también existe la posibilidad de conseguirlo no demasiado tarde y entonces ¿qué?. ¿Quieres un plan? Me refiero a un plan de entrenamiento y a una compañera de viaje que te ayude a hacerlo realidad,  a una opción en la que diseñaré tu plan de entrenamiento y te ayudaré a superar los momentos bajos y los obstáculos que sin ninguna duda encontraras por el camino.  

Recuerda: hablar de plan deportivo, de aspiraciones, de retos, de ambiciones, de motivos por los que luchar cada día y levantarnos por la mañana para seguir luchando. En definitiva, hablamos de: sueños... de tus sueños!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Publicidad