Publicidad

28/8/20

LO QUE HAY QUE SABER SI QUIERES CORRER POR LA PLAYA


Si pasas las vacaciones en un destino de playa, correr por la arena es una excelente manera de mantenerse en forma durante estos días de descanso. Un ambiente distinto, el agua, la brisa marina, la arena y el sol son muy beneficiosos para nuestra salud, y si a todo ello le añades la actividad física, tus vacaciones serán, ademas de relajantes muy saludables.

Correr al lado del mar, percibiendo el ritmo de las olas y los suaves sonidos que producen estas al romper contra la arena y el atrayente magnetismo que produce el color azules es un auténtico disfrute para nuestros sentidos, sobre todo si venimos de la ciudad y de correr  sobre diversas superficies y espacios, parques, paseos, calles poco transitadas o en la cinta del gimnasio. Pero correr en la playa puede tener algunos inconvenientes dependiendo de como lo hagas, la duración y la distancia. 

Continuación te dejo algunos consejos útiles para correr de forma segura por una superficie a la que no estas habituada/o 

16/8/20

COMO NO PERDER LA FORMA EN VACACIONES


Ya estamos inmersos en pleno verano y las vacaciones, aunque este sea un año para pasar página lo antes posible, son una realidad. Irse de vacaciones y mantener la rutina que llevábamos no es fácil, pero si nos planificamos bien el tiempo, podemos conseguir no perder parte de la forma física que hemos ganando los meses anteriores.

Los desplazamientos a otros destinos, las obligaciones familiares y no depender del reloj para disfrutar del merecido descanso vacacional, son motivo suficiente para que cuando las vacaciones terminen  tengamos que empezar de nuevo o debamos reprogramar los entrenamientos a la condición física en la que nos encontremos posvacaciones. El cuerpo tiene memoria y cuando volvamos a nuestra rutina de entrenamiento recuperaremos lo perdido más pronto de lo que pensamos, siempre y cuando nos mantengamos medianamente activos durante estos días de descanso.  

Estar de vacaciones no significa que debamos estar parados y perder la forma física. Todo lo contrario, aprovechar aquellas horas del día en las que la familia aún duerme o el calor aún no ha hecho acto de presencia. Dependiendo del deporte que realizamos y que entrenamos durante el año, podemos organizarnos y aprovechar todos los recursos, naturales y turísticos, de nuestro destino vacacional para salir a caminar, correr, nadar o hacer una ruta en bicicleta. Si a malas no podemos realizar ninguna de las actividades mencionadas, podemos hacer una serie de ejercicios de cross training (sentadillas, fondos de brazo, burpees, zancadas, dominadas, planchas y elevaciones de piernas, flexiones de

20/7/20

¡VERANO! TIEMPO DE HIDRATARSE

Llego el verano, y según pronostica la AEMET  será muy caluroso en buena parte de España, las previsiones auguran un mes de julio muy duro y un agosto que no se quedará atrás. Así pues, ante la canícula que nos viene encima, si practicamos deporte no nos queda otra que hidratarnos bien. La hidratación en el deporte es fundamental no tan solo por un aspecto de rendimiento, sino de salud y prevención de muchas lesiones que pueden acontecer por no hidratarse adecuadamente cuando entrenamos en verano.

¡SOMOS AGUA!

El cuerpo de una persona adulta está formado por aproximadamente un 60% de agua (esta cantidad varía en función del individuo). Este compuesto formado por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno (forma molécular H2O) es fuente de vida y necesario para la salud y vital para la hidratación del cuerpo humano.

Si bien podríamos sobrevivir unas semanas sin comida, no podríamos estar más de tres o cinco días sin agua. Pero el organismo no está dotado de grandes provisiones de agua, por tanto, es necesario un aporte continuo de elementos hídricos para que todo funcione correctamente, sobre todo en verano, cuando esta necesidad se hace más relevante porque con el calor aumenta el riesgo de deshidratación.

HIDRATARSE ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DE LA PRÁCTICA DEPORTIVA

Antes: Es necesario beber para que las células se “empapen” bien de agua. Haga o no haga calor y

12/6/20

¿COMPETICIONES?, ¡CALENDARIO IMPOSIBLE!


Ha empezado un nuevo mes, junio y, con él,  nuevas esperanzas. El virus nos está dejando volver a la normalidad: entrenar sin franjas horarias, poder salir a tomar algo y vernos con los amigos y familiares. Aún así queda mucho camino por recorrer,  ni podemos salir de nuestra comunidad autónoma, ni tampoco cruzar fronteras, no podemos entrenar en piscinas o sala de pesas. Hay que seguir siendo precavidos y estar atentos con las distancias para prevenir los contagios.

El Covid-19 sigue entre nosotros, con más o menos carga viral. Ni abrazos, ni besos, ni nada de nada.  Es increíble cómo un gesto tan sencillo y básico se encuentre tanto a faltar.... pero, aunque aún falte tiempo para poder volver a la normalidad que dejamos atrás, tengo la esperanza que algún día volvamos a recuperarla.

CALENDARIO VERSUS CORONAVIRUS

La situación, generada por el miedo a la transmisión del COVID-19, ha obligado a las autoridades sanitarias y deportivas a tomar medidas drásticas con respecto a las competiciones y eventos deportivos que debían celebrarse en 2020 y, el triatlón, no ha quedado ajeno a esta realidad. Hay incertidumbre, hay dudas, hay preguntas de si se podrán llevar a cabo todas las competiciones aplazadas para septiembre y en adelante. A continuación las expongo:

3/6/20

MIS MOMENTOS ¡LLUVIA A RUEDA!


¡Seguro que en más de una ocasión os ha pillado la lluvia en ruta! A mí más de una vez, a pesar de que siempre consulto el parte meteorológico antes de salir por si acaso.  Aunque ya se sabe que las predicciones del tiempo yerran y la ley de Murphy siempre hace acto de presencia, como  habréis comprobado cuando el viento nunca sopla a favor, y con toda probabilidad el cielo llorará cuando menos nos lo esperamos y es entonces cuando rodaremos con la lluvia.

Pero a pesar de todas las incomodidades que supone mojarse, y el peligro que supone rodar por una superficie mojada, para mí, son días especiales en los que se entremezclan sensaciones dispares como el de la libertad de abrirse paso entra la cortina de agua y la adrenalina que provoca conducir con los cinco sentidos, para no terminar en el suelo en la primera curva. Son momentos impagables que acontecen sin buscarlos y, siempre que no me sorprenda en otoño o en pleno invierno con las bajas temperaturas, disfruto pedaleando.

No lo puedo evitar, montar y rodar en bicicleta es, de los tres deportes del triatlón, mi pasión. Más monto en ella, más me asombra que un mecanismo tan simple formado por una estructura metálica, unos pedales acoplados a una cadena y dos ruedas puede transportarme a cualquier lugar del mundo con tan solo el empuje de mis piernas. ¡Impresionante! ¿Verdad?

Cuando la lluvia me sorprende en ruta, observo con atención como mi rueda delantera levanta y desplaza el agua de la carretera para salpicarme. Es la lluvia a rueda que va calando lentamente en mi cuerpo y, mientras avanzo, noto como mis músculos se contraen, endurecen y las articulaciones se