9/1/21

SIN TREGUA: A PESAR DE TODO ¡BIENVENIDO 2021!


¡Ya estás aquí 2021! ¿Y ahora qué? ¿Vas a ser igual de duro que tu predecesor? Te esperaba con muchas ganas y con la esperanza de que progresivamente volveríamos a la normalidad; pero lo he visto claro, no quieres ser menos que el 2020 y, por el momento, no nos vas a dar tregua.

A la vista está. La epidemia sigue creciendo en toda España, era de esperar tras las fiestas navideñas, y las Comunidades Autónomas han endurecido sus medidas y restricciones para tratar de frenar la tercera ola de coronavirus. Esto es el cuento de nunca acabar a pesar de que el "doctor Fleming" ha iniciado el reparto de jeringazos con la esperada vacuna, eso sí, a paso de tortuga. Y por si fuera poco; ¿No quieres caldo?... ¡Pues toma tres tazas! con la llegada de "doña Filomena", sembrando el caos y cubriendo con un manto blanco buena parte de España, y eso que estaban avisando desde hacia varios días. Así que, pensándolo bien, creo que eso de volver a la normalidad en 2021 tendrá que esperar un poco, ¿no lo creéis así? 

Y yo me pregunto: ¿Qué es la normalidad? En los últimos meses he tenido mucho tiempo para pensar en ello, para planificar, para soñar y apreciar las cosas sencillas, las que normalmente por falta de tiempo no nos detenemos a contemplar y son las que realmente importan en la vida. ¿Acaso lo que entendemos por normalidad es lo que hacíamos hace justamente un año? ¿Quizás creíamos que lo que hacíamos diariamente era lo normal, lo correcto? Ni tan siquiera teníamos tiempo de pararnos a pensar que habíamos llegado a tensar hasta el límite la fina cuerda de la vida. Porque, por mal que nos pese, la vida, nuestra vida pende en realidad de un hilo, o sea, de una cuerda muy fina como por ejemplo un virus. En segundos nuestro destino puede dar un giro y las tres hermanas hilanderas diosas del destino, las Parcas, venir a buscarnos como se ha evidenciado durante estos largos y duros meses.

7/11/20

NUEVAS PRACTICAS DEPORTIVAS ¿MODA, ESTILO DE VIDA SALUDABLE O POSTUREO?


Desde ya hace algún tiempo observo emocionada como la práctica deportiva forma parte del día a día de, cada vez, un mayor número de personas. Es evidente pues que algo está cambiando en nuestra sociedad, en lo referente a realizar ejercicio físico: muestra de ello es el auge de modalidades deportivas como el "running", las carreras por montaña -"trail running" o el triatlón, por citar algunas de las disciplinas que más han crecido al igual que el número de practicantes y aficionados y practicantes.

Nadie discute que, como así lo certifican numerosos estudios que hacer ejercicio físico es beneficioso para la salud, una vida activa y unos hábitos alimenticios saludables son claves en la prevención de enfermedades como el sobrepeso, la diabetes o patologías coronarias y cardiovasculares como el infarto o la hipertensión. Así pues el ejercicio físico y el deporte se erigen como uno de los mejores métodos de combate ante la denominada "vida moderna" que, a día de hoy, proporciona cada vez mayores niveles de estrés. 

Últimamente, tras navegar por algunas redes sociales me pregunto... ¿Qué hay en realidad detrás de tanta práctica deportiva inmortalizada en la captura de pantalla del reloj deportivo que muestra la distancia realizada, el tiempo invertido en hacerla, el desnivel e incluso las calorías consumidas, o de fotografías en las que aparecen luciendo el tipo con los últimos modelos de ropa deportiva y complementos impolutos de sudor y suciedad, y en posturas más propias de un modelo fotográfico que de un atleta en plena faena? ¿Estamos hablando de deporte o exhibicionismo mostrando la maravillosa y saludable vida de los que aparecen sonrientes y felices en las imágenes? 

28/8/20

LO QUE HAY QUE SABER SI QUIERES CORRER POR LA PLAYA


Si pasas las vacaciones en un destino de playa, correr por la arena es una excelente manera de mantenerse en forma durante estos días de descanso. Un ambiente distinto, el agua, la brisa marina, la arena y el sol son muy beneficiosos para nuestra salud, y si a todo ello le añades la actividad física, tus vacaciones serán, ademas de relajantes muy saludables.

Correr al lado del mar, percibiendo el ritmo de las olas y los suaves sonidos que producen estas al romper contra la arena y el atrayente magnetismo que produce el color azules es un auténtico disfrute para nuestros sentidos, sobre todo si venimos de la ciudad y de correr  sobre diversas superficies y espacios, parques, paseos, calles poco transitadas o en la cinta del gimnasio. Pero correr en la playa puede tener algunos inconvenientes dependiendo de como lo hagas, la duración y la distancia. 

Continuación te dejo algunos consejos útiles para correr de forma segura por una superficie a la que no estas habituada/o 

16/8/20

COMO NO PERDER LA FORMA EN VACACIONES


Ya estamos inmersos en pleno verano y las vacaciones, aunque este sea un año para pasar página lo antes posible, son una realidad. Irse de vacaciones y mantener la rutina que llevábamos no es fácil, pero si nos planificamos bien el tiempo, podemos conseguir no perder parte de la forma física que hemos ganando los meses anteriores.

Los desplazamientos a otros destinos, las obligaciones familiares y no depender del reloj para disfrutar del merecido descanso vacacional, son motivo suficiente para que cuando las vacaciones terminen  tengamos que empezar de nuevo o debamos reprogramar los entrenamientos a la condición física en la que nos encontremos posvacaciones. El cuerpo tiene memoria y cuando volvamos a nuestra rutina de entrenamiento recuperaremos lo perdido más pronto de lo que pensamos, siempre y cuando nos mantengamos medianamente activos durante estos días de descanso.  

Estar de vacaciones no significa que debamos estar parados y perder la forma física. Todo lo contrario, aprovechar aquellas horas del día en las que la familia aún duerme o el calor aún no ha hecho acto de presencia. Dependiendo del deporte que realizamos y que entrenamos durante el año, podemos organizarnos y aprovechar todos los recursos, naturales y turísticos, de nuestro destino vacacional para salir a caminar, correr, nadar o hacer una ruta en bicicleta. Si a malas no podemos realizar ninguna de las actividades mencionadas, podemos hacer una serie de ejercicios de cross training (sentadillas, fondos de brazo, burpees, zancadas, dominadas, planchas y elevaciones de piernas, flexiones de

20/7/20

¡VERANO! TIEMPO DE HIDRATARSE

Llego el verano, y según pronostica la AEMET  será muy caluroso en buena parte de España, las previsiones auguran un mes de julio muy duro y un agosto que no se quedará atrás. Así pues, ante la canícula que nos viene encima, si practicamos deporte no nos queda otra que hidratarnos bien. La hidratación en el deporte es fundamental no tan solo por un aspecto de rendimiento, sino de salud y prevención de muchas lesiones que pueden acontecer por no hidratarse adecuadamente cuando entrenamos en verano.

¡SOMOS AGUA!

El cuerpo de una persona adulta está formado por aproximadamente un 60% de agua (esta cantidad varía en función del individuo). Este compuesto formado por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno (forma molécular H2O) es fuente de vida y necesario para la salud y vital para la hidratación del cuerpo humano.

Si bien podríamos sobrevivir unas semanas sin comida, no podríamos estar más de tres o cinco días sin agua. Pero el organismo no está dotado de grandes provisiones de agua, por tanto, es necesario un aporte continuo de elementos hídricos para que todo funcione correctamente, sobre todo en verano, cuando esta necesidad se hace más relevante porque con el calor aumenta el riesgo de deshidratación.

HIDRATARSE ANTES, DURANTE Y DESPUÉS DE LA PRÁCTICA DEPORTIVA

Antes: Es necesario beber para que las células se “empapen” bien de agua. Haga o no haga calor y