14/5/20

¿HORIZONTES LEJANOS PARA COMPETIR? ¡AÚPA LA MOTIVACIÓN!



Las competiciones deportivas, de cualquier índole, y sus organizadores han sufrido un duro varapalo al igual que el resto de la sociedad al ver como todas los eventos deportivos programados para 2020 se han caído del calendario. Algunos, directamente han sido suspendidos y trasladados al 2021, y otros, sin garantía por parte de sus organizadores de poder llevarse a cabo, se han aplazado para el último trimestre del año, con el consecuente “overbooking” de competiciones que se avecina en esas fechas si finalmente  todas las pruebas se llevasen a cabo. 

Es evidente que, ante la situación de salud pública de extrema gravedad como la que estamos viviendo, competir es lo de menos, pero no debemos obviar que las competiciones han devenido en los últimos años en un importante motor económico que mueve miles de personas durante todo el año y, muy especialmente, los fines de semana, convirtiéndose en auténticos ejes vertebradorede la dinamización turística en destinos turísticos maduros y emergentes de sol y playa, montaña o de interior que antes de esta crisis se beneficiaban de este “boom” turístico conocido como:  turismo deportivo. Un nuevo modelo de turismo que aporta el valor añadido de la desestacionalización al romper la tendencia general de la estacionalidad en el turismo, un sector que concentra toda la actividad en unas fechas muy concretas (periodos vacacionales) durante el año.

¡QUÉ LA MOTIVACIÓN NO DECAIGA!

Con la que está cayendo, y con los medios de comunicación y redes sociales repletos de noticias negativas, es fácil caer en la apatía y con ella un lógico decaimiento emocional que, poco a poco, nos hace perder la ilusión por entrenar y enfocar nuestros retos y sueños con la misma ilusión,
energía y motivación que teníamos antes. Pero no hay excusas, lo que íbamos a hacer este año lo haremos al siguiente o sino al otro, y para ello hemos de estar preparados. 

Quejarse por todo no es una opción y, si tenemos salud, tenemos el más grande de los tesoros y motivos para no dejar nunca de soñar. Sonríe, sé amable con los tuyos y no pierdas el sentido del humor. Visualizate cruzando esas metas con las que tanto soñabas y no dudes en ningún momento que antes o después, ese momento llegará. 

TIEMPOS DIFÍCILES PARA ENTRENAR POR OBJETIVOS

Sin lugar a dudas son tiempos difíciles para los deportistas amateurs, especialmente aquellos que son exigentes consigo mismo, extremadamente disciplinados y constantes, perfeccionistas que entrenan y planifican la temporada en función de los objetivos que se han marcado. Por ese motivo, al no haber nada seguro y con las competiciones aplazadas o suspendidas, entrenar por objetivos no es tarea fácil. 

Deportivamente hablando, funcionar por objetivos implica no tener limitaciones de horarios para poder entrenar (muchos “amateurs” deben realizar un gran esfuerzo para poder ajustar sus horarios de entrenamiento a sus compromisos profesionales y personales). Si a esto le añadimos que la gran mayoría ha respetado el confinamiento, y han visto obligados a hacer auténticos malabarismos para poder seguir “entrenando” con los recursos que tenía a mano, entrenar por objetivos con la motivación bien alta se convierte, en estos meses de pandemia, en un auténtico arte malabar físico y mental.


TEMPORADA PARA PASIONALES Y EMOTIVOS

Por el contrario esta temporada es la idónea para los deportistas que afrontan sus competiciones desde lo más profundo de su corazón, que no precisan de nadie para entrenar, que un día pueden salir a correr o nadar y al siguiente no y no pasa nada. Qué sueñan con cruzar la meta con una sonrisa y sin importarles el tiempo invertido, al fin y al cabo, lo que les importa es cruzarla. Pero ojo, no nos llevemos a engaño, no por ser pasionales y emotivos significa que no son exigentes consigo mismo, ni disciplinados, ni constantes, ni consiguen buenos resultados en las competiciones que participan, pero la gran diferencia con los anteriores estriba en como lo viven a nivel personal y sin ninguna duda: la diversión es su principal objetivo.

"TIPS" PARA DIVERTIRSE ENTRENANDO Y MANTENER LA MOTIVACIÓN ¡SI O SÍ!

Redescubrir:  Como su nombre indica, es el momento de volver a descubrir esas sensaciones que habíamos olvidado, cuándo hacíamos deporte y nos ejercitábamos porque nos gustaba, sin pensar si algún día competiríamos o no, sin la tecnología que hoy en día nos proporcionan información constante. En definitiva volver a la esencia de los deportes que nos apasionan sin estrés, sin presiones y lo más importante: disfrutando de cada momento.

Trabajar nuestras debilidades: Pues este año no tenemos excusas ya que no hay presión porque no hay competiciones a la vista ni a corto ni a medio plazo. Es, pues, el momento para trabajar  capacidades y habilidades que tenemos abandonadas como el equilibrio, la propiocepción, la coordinación o técnicas para aprender a respirar mejor. 

En cualquier caso el trabajo que realicemos en este sentido nos aportará, a medio y largo plazo, importantes beneficios, especialmente en el triatlón, en el que las tres disciplinas que se practican requieren de habilidades dispares entre ellas. Al no estar supeditados a fechas concretas podemos aprovechar y entrenar aquello que requiere más tiempo.

Experimentar: Es el momento de incorporar a vuestras rutinas de entrenamiento y conocimientos personales adquiridos en el transcurso de los años, nuevas metodologías de entrenamiento, sin olvidarse del plus de creatividad que le podéis aportar. 

Los métodos de entrenamiento alternativos pueden emplearse prácticamente para todos los objetivos físicos. Además, estos métodos aportan diversidad, nuevos estímulos y ayudan a superar fases de estancamiento en momentos determinados de nuestra planificación. Os aseguro que os divertiréis más de lo que imaginabais y además entrenando.

Potenciar: De igual manera que os he recomendado trabajar vuestras debilidades, ahora  os recomiendo lo contrario: dedicarle tiempo, mínimo un par de sesiones, a trabajar y potenciar vuestras habilidades, aquellas que mejor domináis y con las que más os vais a divertir.  En definitiva se trata de disfrutar al máximo de lo que más te guste hacer.

Aprovechamiento del entorno: Cómo no hay estrés por competir y disponemos de tiempo para entrenar, nada mejor que disfrutar del entorno, de los paisajes y de los espacios que nos rodean. Ese sendero por el que teníamos ganas de correr pero no tocaba hacerlo en nuestra planificación, o recorrer montados en nuestra bicicleta esa carretera secundaria que tantas ganas teníamos de hacer, o salir desde esa playa que teníamos en mente para recalar, tras una travesía a nado, en la siguiente. Descubrir mientras nos ejercitándonos por el puro placer de disfrutar de nuestro deporte al aire libre.

SER DISCIPLINADOS Y PERSEVERANTES; NO EXAGERADOS

Ser disciplinados no significa ser exagerados. La disciplina es la capacidad del ser humano de proceder de manera ordenada y perseverante, es un valor fundamental en cualquier aspecto y ámbito de la vida y, en el deporte, no podía ser una excepción. 


Pero no hemos de confundir, la disciplina que nos auto-imponemos entrenando con el fin de alcanzar nuestros objetivos, que el entrenar de manera compulsiva (ejercicio compulsivo). Esto sucede cuando el entrenamiento, deja de ser algo que se elige hacer y se convierte en algo que siente que tiene que hacer. 

Señales que pueden alertarnos de esta compulsión son: el sentimiento de culpa o ansiedad si no se entrena, entrenar aunque se este lesionado o enfermo, la diversión de cada entrenamiento desaparece e incluso se puede llegar a anteponer los entrenamientos a a la vida personal o profesional.

Así pues, hay que entrenar con sentido común. A fecha de este post ya hemos iniciado el proceso de desescalonamiento, aún seguimos en estado de alarma, lo que implica que tenemos restringidas las horas para salir a entrenar. Escoge la hora que mejor te vaya y disfruta de esta aún reducida libertad concedida tras ocho semanas.

NO DEJAR NUNCA DE SOÑAR

Es fundamental que nuestros sueños no se difuminen en estos horizontes borrascosos que estamos viviendo, y ni por asomo hemos de tirar la toalla. No os quepa ningun duda que volveremos a la normalidad y volveremos a competir.

Si tu sueño es lo suficientemente poderoso, nada ni nadie, podrá detenerte poder hacerlo realidad en 2021. ¡Lucha por él!

No hay comentarios:

Publicar un comentario