4/6/19

IRONMAN 70.3 MARBELLA.....PUNTO Y FINAL

Sábado, 27/04

Suena el despertador. Son las 5.00 h y por mucho que lo he intentado no he podido dormir como siempre me ocurre la noche antes de una competición. Me levanto cansada. Los días de no parar en el trabajo, los entrenamientos y la paliza del viaje hasta Marbella se hacen notar, pero no hay otra, estamos aquí y debo cambiar el chip, así que, desayuno y voy entrando en modo competición.

Ya en el coche camino de Puerto Banus, voy  con el neopreno medio puesto para evitar las prisas antes. Llegamos con tiempo ya que el tráfico a la entrada del puerto deportivo es importante. Son las 5:45 h de la mañana y Puerto Banus es un auténtico hormiguero de triatletas, vehículos de los que van descendiendo más trialetas, movimiento de policía para garantizar la seguridad del evento, voluntarios encantadores (que haríamos sin ellos), árbitros de la federación y mucho público, en definitiva una locura maravillosa que ya me pone en modo competición total y todo ello sin haber pisado todavía el área box. Por fin ya frente a mi bicicleta, hago un repaso de todo, compruebo la presión de los neumáticos, controlo que el cambio electrónico este con la máxima carga y que el desarrollo para salir del box sea el adecuado, dejo mis nuevas plantillas en el calzado de ciclismo y coloco las botellas de agua en la bicicleta y por último vuelvo a memorizar la ubicación de las bolsas para los cambios, aspecto este último importante ya que entre tantas miles de bolsas encontrar tu número de dorsal puede convertirse en una arriesgada aventura que te hace puede hacer perder minutos de oro. Ya está. Todo en perfecto estado de revisión. Ahora tan sólo queda esperar el momento de la salida que tendrá lugar en la playa con la primera sección: la natación y 1.900 metros por delante para nadar. Por suerte la temperatura no es excesivamente fría (según la oranización 17ºC para mí menos) y el mar tiene buena pinta (sin olas) y no nos va a deparar ninguna sorpresa, según nos indicaban los lugareños, hacía tan solo dos días que la lluvia y el mal tiempo fueron los protagonistas en esta área de la Costa del Sol. ¡¡Me siento afortunada!!

Durante la espera antes de dirigirme a la salida, recibo una sorpresa. Aparece entre la multitud Chiqui, una persona especial para mi, que ilusión me hace tenerla cerca y verla de nuevo. Estoy cada vez más emocionada. Y por si fuera poco, Eduardo y su hija Marina también han venido a verme expresamente desde Gerena, lastima que Blanca, la hija mayor, con la que me une un vínculo muy especial no ha podido venir. Sin lugar a dudas todo se pone a mi favor para que disfrute de esta prueba con el presentimiento de
que todo va a ir bien. Imposible que vaya mal - pienso para  mis adentros.  Me siento protegida y mimada, y con ganas de empezar  a competir.

El reloj va robando poco a poco los minutos y el disparo de salida es inminente. La música empieza a sonar con más fuerza para que la adrenalina aumente.... el speaker azota con su voz  a los participantes para que estos pidan ya a gritos el pistoletazo de salida..... 3, 2, 1...... goooo empieza la fiesta.  Es increíble como los miedos y el respeto a la competición desaparecen con tan solo oír el disparo de salida. Entro en otra dimensión, en un estado de felciidad absoluta, pura, interior y profunda.

Y para no extenderme en los detalles, momentos, emociones y experiencias vividas durante la competición, lo resumire en esta frase: me divertí, me emocione y me deleite con el ambiente de la prueba. Poco más que decir. La natación fue buena, no hubieron aglomeraciones, golpes y el mar no puso excesivos obstáculos, ni con el leve oleaje ni con las corrientes. La sección de ciclismo tal y como advertían tenia su dureza pero, una climatología favorable,  el asfalto en buenas condiciones y un entorno maravilloso favorecieron su recorrido. Y por último la sección de running fue espectacular, siempre rodeados de público que animaba y sin ninguna dudas lo puso mucho más fácil para completar los últimos 21 km.

En resumen. Un Ironman 70.3 cien por cien recomendable que no defraudo. Quizás mi única crítica es la  fecha, pero es a nivel personal ya que esta temporada más que nunca he comprobado que necesito temperaturas cálidas especialmente en el mar.... me hago mayor......jajajajaja!!


Gracias Marbella!! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

INSTAGRAM

Publicidad